AMAZON CON "PULSERA ULTRASÓNICA" QUE UBICA A TRABAJADORES

SEGUIMIENTO

Trabajadores se sienten acosados.

Amazon ha patentado un sistema de sensores y pulseras que localizan a los empleados en los almacenes.

La idea se conoció gracias al registro de dos patentes mediante las cuales los almacenes de la empresa estarían llenos de sensores que controlarían la ubicación de los productos y al mismo tiempo leerían lñas pulseras de los trabajadores. El objetivo de este método es disminuir los errores y el tiempo perdido cuando el empleado recoge un producto de la estantería. Estas pulseras contarían con un sistema de alertas hápticas mediante las cuales vibrarían con más o menos intensidad si la mano se acerca o aleja del producto a recoger, facilitando de esta manera el proceso al trabajador.

Esto le permitiría a Amazon saber en todo momento qué empleado en concreto está gestionando los productos, pero además esta información permitiría analizar rentabilidades, tiempos muertos y eficacia de los empleados. Sin embargo, el gigante no detalla en su patente cómo explotará toda la información registrada y se centra únicamente en la optimización de aquellos “procesos que requieren tiempo”, como la localización de productos.

Lo complicado de esta patente es que afectaría la privacidad de los trabajadores, ya que un exempleado de la compañía que trabajó durante años en uno de sus almacenes reconoce en el New York Times haberse sentido cosificado “como un robot” y sostiene que un día se desmayó por agotamiento: “No hay tiempo ni de ir a orinar”, explica. Este trabajador detalla que si no se cumplen los objetivos “te despiden”, y su periplo en la compañía terminó años más tarde cuando decidió dejarla por cuestiones de salud al sentirse “quemado”.